Rally de Illapel de Cross Country 2018

HOY CONCLUYO LA FECHA INICIAL DEL TORNEO:

Gerardo y Luis Ignacio Rosselot Efectuaron Destacada Actuación en el Rally de Illapel de Cross Country

Los hermanos viñamarinos retornaron muy conforme desde Illapel por el alto cometido efectuado en esta competencia nortina con que se iniciaron las actividades del rally cross country en el país.

El análisis final de la actuación de los hermanos Gerardo y Luis Rosselot en la primera fecha, “el Rally de Illapel” por el torneo Baja Atacama de Cross Country es bastante positivo al considerar la faena destacada efectuada durante los dos días por parte de ambos pilotos.

La labor estuvo dentro los parámetros planificados para realizar durante esta primera fecha de esta especialidad. Ambos pilotos del equipo Rosselot tenían claro los propósitos. Gerardo volver a la pistas después de ocho meses de inactividad y Luis Ignacio seguir con su ritmo ascendente de preparación y quedarse con la totalidad de los puntos de la clase T-1. Ambos aspectos se cumplieron a cabalidad.

Luis Ignacio considero dura y exigente la competencia con etapas con una duración cercana a las cuatro horas de carrera con terrenos con piso duro y algunos sectores veloces El viñamarino volvía a correr con Alvaro León con quien consiguiera el cetro en el 2015 y nuevamente se desempeñaron a un alto nivel.

Sobre la etapa final manifestó que tuvo un problema con la homocinética trasera izquierda que el equipo técnico integrado Francisco Alvarado, Juan José Savedra y Kevin Beas le resolvieron el inconveniente en tiempo record, precisión de reloj suizo y capacidad profesional e incluso aprovecharon de sangrarle los frenos a la camioneta Mitsubishi L200, los que habían trabajado defectuosamente, pero no sólo ese problema superó si no que en el último tramo de 28 kilómetros “pincho” el neumático trasero izquierdo a lo cual sumó otros minutos de retraso a su tiempo de carrera.

De todas formas el análisis es positivo, ya que cambiará el switch para abocarse al nuevo Mitsubishi Mirage R-5 que llega el miércoles 20 al puerto de San Antonio para prepararlo para una serie de test para ponerlo a punto con el ingeniero europeo que estará en el país el miércoles antes de la competencia de Concepción del 21 de abril.
Cansado, pero feliz estaba Gerardo Rosselot con este examen que rindió en Illapel. Varias eran las materias a rendir y las notas fueron altas como el volver a participar después de ocho meses. Nuevamente entenderse con su navegante Rodrigo Caballero. A ello se agregan aspectos como el de sus dos rodillas operadas y el estado físico. Ambos temas también fueron rendidos y superados muy bien.

La etapa de hoy fue más exigente y muy competitiva en la clase UVT, ya que un grupo de cuatro competidores estuvieron luchando y separados por escaso margen. La etapa de hoy fue para Rodrigo Ramírez con la navegación Constanza Escobar que superó los inconvenientes de salud del día anterior y los hermanos Prohens siguieron con su alto ritmo y ya piensa siguiente corriendo juntos, algo que no había efectuado anteriormente. Ellos conquistaron la victoria final con gran accionar.

Gerardo ya proyecta la próxima actuación de mayo en Caldera donde aguarda continuar con su estado de recuperación para seguir avanzando, ya que el segundo lugar final lo dejó conforme, pero no es lo que desea y aguarda mucho más.

Deja un comentario