rallyROSSELOT

LA PRIMERA ETAPA DISPUTADA EN RITOQUE ATACAMA RALLY 2015

DURANTE LA PRIMERA ETAPA DISPUTADA HOY:

Gerardo y Luis Ignacio Rosselot y
su Día Negro en el “Atacama Rally”

Los hermanos Gerardo y Luis Ignacio Rosselot sufrieron inconvenientes técnicos que provocaron que ambos desertaran y un intenso trabajo al equipo técnico que permitirá que ambos puedan reenganchar para continuar en la segunda etapa de mañana.

La primera etapa no fue auspiciosa para los hermanos Gerardo y Luis Ignacio Rosselot en el “Atacama Rally” al desertar ambos por problemas mecánicos de sus máquinas.
La complicada jornada de hoy que se disputaba en un tramo diseñado en las dunas de Ritoque les cobró una alta factura al abandonar durante la disputa de la primera vueltas, de las dos que debían de recorrer este difícil y complicado tramo.
Luis Ignacio se quedó sin tracción delantera, pero pudo terminar ese primera fase, mientras que Gerardo con problemas de diferencial abandonó en la mitad de este tramo de 15 kilómetros, que el ganador de esta etapa Hernán Garcés con su Ford Prototipo de 5.2 litros lo recorrió a un promedio de 40 minutos cada pasada para anotar un crono total de 1.19.07.
Ante la demora para cumplir la primera vuelta inquietó al equipo y comenzó la misión de ubicar a los dos pilotos. A Luis Ignacio se detectó que continuaba avanzando con la tracción delantera dañada, que significó que apareciera luego de tres horas de luchar con las dunas. Incluso la situación se coronó con un desmayo de Luis Ignacio, que junto a su navegante Alvaro León sacaban el jeep que enésima vez tras quedar enterrado. Afortunadamente, el médico de la organización José Miguel Zavala llegó hasta donde trabajaban afanosamente y pudo atenderlo para que pudiera recuperarse de la descompensación por el esfuerzo y el stress a que estuvo sometido. Sintió algo parecido a lo que le ocurriera durante el Mundial de Rally en Turquía cuando casi se desmaya
El equipo técnico inició la reparación del Mitsubishi Montero para encontrarse con la rotura del eje delantero izquierdo. Lo triste fue que después de revisar los repuestos no se disponía del elemento. Inmediatamente se contactaron con el jefe de técnicos del equipo quien apareció raudamente de Viña del Mar. Se buscó la forma de resolver el problema. Había que encontrar quien construyera esa pieza especial por los cual Vicente Basaez viajó a Santiago para que mañana martes se pueda tener listo el repuesto mientras Luis Ignacio se trasladaba a La Serena para prepararse para largar mañana los 300 kilómetros solamente con la tracción trasera. Otorgará un gran hándicap a sus adversarios, pero seguirá en competencia, recibiendo una penalización de tiempo por su abandono y mañana podrá reengancharse a la competencia.
La situación de Gerardo se complicó mayormente al quedar en el medio de los arenales. Allí parte del equipo técnico se trasladó para cambiar el diferencial. Una lenta labor que se prolongó por varias horas que sumado al traslado a La Serena, el viñamarino llegó pasada la medianoche, pero para aumentar el dramatismo y los contratiempos se agregó una nueva demora al detenerse para reparar el alternador pasada las 22 horas en el sector de Socos. Una jornada que aguarda superarla, ya que llegó pasada medianoche agotado tanto Gerardo como su navegante Sebastián Gasparini. Buscarán recuperarse para largar mañana a las 8 horas para cubrir esta jornada con dirección a Copiapó, que recorrerá 250 kilómetros de carrera con cerca de 150 kilómetros de enlace. Ayer disfrutaba de un primer lugar en el Prólogo y hoy miraba angustiado como pasaban las horas sin solucionar las fallas de su Mitsubishi L200. Un característica de las competencias del rally cross country.
La victoria de la etapa fue para Hernán Garcés con la navegación de Jorge Latrach, hijo, seguido de Luis Eguiren navegado por Matías Vicuña, quien con su Foton Terracota se había adjudicado la primera vuelta de la jornada.

Deja un comentario